SOPA DE MANZANA CON HELADO DE QUESO DE CABRALES (Thermomix) Imprimir
Sopa_de_manzana_con_helado_de_queso_de_cabrales

INGREDIENTES: (8 ración/es)

  • Helado:
  • 1000 gramos de leche
  • 130 gramos de nata líquida
  • 8 yemas de huevo
  • 300 gramos de azúcar
  • 80 gramos de queso , de Cabrales
  • Sopa de manzanas:
  • 1000 gramos de manzanas golden, peladas sin semillas, cortadas en cuartos
  • 50 gramos de agua
  • 300 gramos de azúcar
  • 500 gramos de sidra
  • 200 gramos de agua
  • 1 palo de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 ramita de menta fresca , (opcional)

ELABORACIÓN:

  1. Helado: Coloque la mariposa en las cuchillas. 
  2. Vierta en el vaso la leche, la nata, las yemas, el azúcar y el queso troceado y programe 12 minutos, temperatura 90 grados, velocidad 1.
  3. Si ve que en éste tiempo no ha tomado cuerpo, programe otros 3 minutos, temperatura 100 grados, velocidad 1.
  4. Vierta el contenido del vaso en una fuente apta para congelador, tape con film transparente y, una vez fría la mezcla, reserve en el congelador durante 8 horas como mínimo.
  5. Sopa de manzana: Ponga en el vaso todos los ingredientes de la sopa y programe 20 minutos, temperatura 100 grados, velocidad 1.
  6. Cuando acabe, retire la rama de canela y la vainilla, puede añadirle más agua si ha quedado muy espesa.
  7. Triture programando 30 segundos, a velocidad progresiva 5-10. Una vez que esté fría, reserve en el frigorífico durante un mínimo de 6 horas.
  8. Entre 1 y 2 horas antes de servir el helado, saque la crema de queso del congelador y córtela en trozos de 3 x 3 centímetros aproximadamente.
  9. Ponga la mitad de los trozos en el vaso y programe 1 minuto a velocidad 5, introduzca la espátula por el bocal moviéndola de derecha a izquierda para conseguir una trituración uniforme. Retire del vaso a un recipiente apto para el congelador y repita la operación con el resto de crema helada. Reserve en el congelador hasta el momento de servir.
  10. Sirva la sopa muy fría en un plato hondo con una bola de helado de queso.

Una sopa de manzana como postre ya resulta algo especial pero si además le añadimos una bola de helado de queso Cabrales y lo servimos "muy frío" el asombro de nuestros comensales será todavía mayor. Desde luego es una receta digna de ser probada.