ALBONDIGAS DE BONITO (Thermomix) Imprimir

Albondigas_de_bonito

INGREDIENTES:

  • a  partir de 11-12 meses
  • para 6 raciones
  • 600 gramos de bonito fresco
  • 100 gramos de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 25 gramos de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de perejil
  • 1 cucharadita de sal
  • 20 gramos de pan rallado
  • 45 gramos de leche evaporada
  • harina para rebozar
  • aceite para freír

Para la salsa:

  • 200 gramos de cebolla en cuartos
  • 100 gramos de zanahoria en dos o tres trozos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de perejil cortadito
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 30 gramos de harina
  • 200 gramos de vino blanco
  • 300 gramos de agua
  • 1 cucharadita de sal

ELABORACION:

Preparar las albóndigas:

1. Poner en el vaso el bonito y picarlo 10 segundos a velocidad 4 y medio. Sacar y reservar.

2. Seguidamente picar la cebolla y el diente de ajo 5 segundos a velocidad 4.

3. Incorporar el aceite y rehogar 10 minutos a temperatura 100 grados velocidad cuchara.

4. Añadir el huevo y el perejil y mezclar 10 segundos a velocidad 4.

5. Poner el resto de ingredientes y mezclar 5 segundos a velocidad 4.

6. Hacer las bolitas con la mezcla y pasarlas por harina y freírlas en aceite abundante y caliente. Ponerlas dentro del cestillo y reservar.

Preparar la salsa:

7. Poner en el vaso la cebolla, la zanahoria, el ajo y el perejil y picar todo 2 segundos a velocidad 5. Incorporar el aceite y rehogar 15 minutos a temperatura 100 grados velocidad 1.

8. Bajar  los restos de verduras de las paredes hacia las cuchillas con ayuda de la espátula. Añadir la harina y mezclar 10 segundos a velocidad 2. Incorporar el resto de los ingredientes y programar 5 minutos a temperatura varoma velocidad 1.

9. Por último retirar el cestillo, volver a cerrar, y triturar la salsa 2 minutos a velocidad 7.

10. Verter las albóndigas en una fuente, regarlas con la salsa calentita y servir.

Sugerencia: Podemos acompañarlas con unas verduritas rehogadas o con arroz blanco.

Comentario: Es un plato excelente para que el niño sienta que come como los mayores. En niños con antecedentes familiares de alergia, convendría retrasar su introducción hasta bien cumplido el año.