PECHUGAS A LA TOSCANA (Tradicional) Imprimir

Pechugas_rellenas_de_espinacasA

INGREDIENTES:

  • 6 libritos de pechuga de pollo
  • pimienta negra en polvo
  • 300 gramos de espinacas limpias y cortadas, o el doble si queremos aprovechar la mitad para poner de acompañamiento, o guarnición
  • aceite de oliva suave
  • 3 ó 4 ajos laminados o troceaditos  
  • 2 cucharadas soperas de queso de roquefort o queso azul
  • 1 puñadito de piñones
  • 1 puñadito de pistachos picados
  • 1 huevo batido
  • pan rallado
  • papel absorbente

Pechugas_rellenas_de_espinacasB

ELABORACION:

1. Abrir las pechugas de pollo en forma de libritos y ponerles un poquitín de pimienta negra en polvo y reservar.

2. Poner en un bol las espinacas cortaditas, limpias y bien escurridas, y cortar los ajitos laminados o troceaditos y mezclarlos con las espinacas.

3. Poner una sartén con un poco de aceite en el fuego, y cuando este ligeramente caliente, echar las espinacas preparadas con los ajitos, bajar el fuego, añadir los piñones y los pistachos picados, taparlas y dejarlas 3 ó 4 minutitos que queden pochadas, y procurando que no se doren, no poner sal por que el queso con el cual las vamos a mezclar ya es fuertecito de sabor.

4. Si vamos a dejar espinacas para acompañar como guarnición, dejar la mitad en un bol reservadas.

5. Las sacamos y las ponemos en un escurridor para que no estén aceitosas, y las pasamos a un bol o un plato hondo. (Si vamos a dejar espinacas para acompañar como guarnición, dejar la mitad en un bol reservadas) y a las del relleno le añadimos el queso de Roquefort ó queso azul, y mezclamos bien.

6. Preparar un plato con un huevo batido y otro con pan rallado.

7. Vamos rellenando las pechugas, las cerramos apretando bien por los bordes con los dedos, y las vamos pasando primero por el huevo batido y a continuación por el pan rallado.

8. Ponemos la sartén con aceite en el fuego, y cuando lo veamos caliente, vamos echando las pechugas rellenas una a una, procurando que se queden ligeramente doradas pero no demasiado ¡que no se quemen! Así que las freiremos a fuego medio, si  lo ponemos muy fuerte se quemará el pan rallado y quedarán muy negras, y han de estar bonitas de color por fuera y jugosas por dentro. Las vamos poniendo en una fuente o plato grande con papel absorbente.

Guarniciones: Las podemos acompañar con varias cosas: Espinacas salteadas de las que dejamos reservadas, patatas fritas, ensalada con todo lo que nos guste, rodajas de tomate, pimiento verde claro, pepino, todo aliñado con un poco de sal, orégano, aceite de oliva, y un chorritín de vinagre de manzana. Receta rica, refrescante, económica, y rápida.

                     Pechugas_rellenas_de_espinacas13